MARIANO ROLDÁN

Publicado el 26 de Abril

 “EN LA NADA TE HALLÉ, TIEMPO GLORIOSO…”.

M_RoldánEl pasado 5 de abril  falleció trágicamente el poeta autor de LA NUNCA HUYENTE ROSA.

En 1960 Mariano Roldán Villén, nacido en Rute (Córdoba) en 1932 fue Premio Adonáis de Poesía por “Hombre nuevo”: “Tú si puedes…(Yo tuve/miedo a la sombra, hice/traición). Pero tú, niño,/estás a tiempo, estás a transparencia./ (Turbio/de muerte voy, roído/de tiempo)”. El poeta, periodista (fue Jefe de Informativos de TVE), traductor y Licenciado en Derecho falleció el 5 de abril a consecuencia del incendio acaecido el día anterior en su domicilio de Madrid, donde residía desde 1960. También murió su hijo Ángel de 49 años y su hijo Adolfo de 51 continúa en estado grave. Tal vez una especie Síndrome Fahrenheit 451, persigue a los libros y a quienes los escriben. El 13 de diciembre de 2012 falleció en su casa de Sevilla el también poeta, y Catedrático de Literatura Rafael de Cózar Sievert, a causa de otro incendio, quien dejó escrito “Cuando las horas mueran/en un murmullo de líquidas palabras…”.

En el haber de Roldán se encuentran 24 libros de poemas, algunos como reedición en distinta editorial, además de su interesante labor como traductor del latín, lengua de la que mostraba entusiasta, habiéndonos dejado 90 poemas de Catulo (Barcelona 1984) y la traducción completa de la Farsalia en delicados versos alejandrinos, cuyo texto le tuvo ocupado doce  años. También dio a conocer en 1973 su versión de la obra de la creadora italiana Antonia Pozzi, que se suicidio en 1938, y del libro de Angelo Cusimano “María, viva” (1965). Con Carlos R. de Dampierre tradujo “El cementerio marino” de Paul Valéry, que publicó en una primera edición de 1973 la Editorial Ánfora Nova, que dirige José María Molina Caballero en Rute.

Fue cofundador de la Revista de Poesía Alfoz que vio la luz en Córdoba (1952-1953) y formó parte del grupo editor de la Revista del Mediodía (1959) cordobesa asimismo.  Sus primeros libros de poesía fueron “Registro del mundo y sus sonetos” (1953), “Memorial en tres tiempos” de 1955 y “Poemas de un amor” (1957) y, tal vez el último, “Claridad de lo oscuro” en 2013. Como editor Mariano Roldán puso en pie el libro “Poesía hispánica del toro. Catálogo de los siglos XIII al XIX”, publicado en 1971 y “Poesía universal del toro (2500 a.C-1990). Asimismo sus versos han aparecido en diversas publicaciones y han sido reunidos en dos interesantes antologías como son “Poesía (1953-1973)” publicada por Plaza&Janés en 1974 y “Antología poética 1953-1988” (PJ 1989). Antonio Hernández incluyó a Mariano Roldán en su ya clásico estudio titulado “Una promoción desheredada: la Poética del 50” publicado por Zero-Zyx en la Colección Guernica, dirigida por Andrés Sorel que, según el autor, es una “Exposición y crítica de antecedentes; estudio promocional; antología y encuesta con los poetas”.  Acompañan a Roldán trece poetas que podrían resumir, efectivamente, la labor lírica de los creadores de un tiempo difícil después de los “Novísimos” de Josep María Castellet y acompañando a otros como el de Juan García Hortelano y similares. De Roldán dice Hernández en sus preliminares: “Poeta de la realidad potenciada, de una finura y una limpieza difícilmente inigualables en la actualidad, de un oficio redondo y una conciencia de obligación perfecta, M.R. es un clásico de nuestros días, un Horacio presente con veinte siglos de vida  más que el asclepiadeasino romano, de nombre idéntico al Cocles que salvara a Roma de los etruscos, 507 años antes de Jesucristo”. De su libro “La nunca huyente rosa” (Ánfora Nova, 1996) elegimos, como mínimo homenaje a este poeta andaluz y universal, el poema titulado “El sueño”: “Me fui. Me hui. Buscadme en Córdoba/anteayer o mañana o para siempre,/bien que, vivo, esté en ella;/o renaciente/en las palabras que brindé a su sombra”.

Manuel Quiroga Clérigo,
Majadahonda, 10 de abril de 2019. Anochece con frío.